Durante los meses de invierno, poner una manta para el caballo será la mejor solución para que soporten el frío correctamente y se encuentren en las mejores condiciones.

Los caballos por genética aguantan bastante bien el frio, ya que mantienen su temperatura corporal lo más constante posible.

Las mantas al caballo depende:

  1. El clima
  2. Ubicación del caballo
  3. Caballo de concurso o para paseos
  4. ¿Es una yegua, potro o semental?
  5. ¿Montas mucho a tu caballo?

Si te encuentras en una zona donde las temperaturas son bajas y lo trabajas a diario, es aconsejable ponerle mantas a tu caballo para que no eche el pelo de invierno y así una vez que los bañas, no tenga humedad en la capa de subpelo.

Por sino lo sabías, la capa de subpelo es la zona en la que que dificulta el secado del caballo cuando lo bañas. La alimentación juega un papel fundamental ya que si ingiere una buena cantidad de grasas, le crecerá menos pelo de invierno, más corto y en menor cantidad.

^^Te interesa: En este post, te explico como debes de alimentar a tu potro.

Si sólo utilizas a tu caballo para dar paseos, no tengas problemas por lo que te hemos contado en el anterior apartado.

Si tu caballo está en los boxes interiores es recomendable dejarlas puestas permanentemente. En cambio, si son boxes exteriores a los que le da el sol y pueden pasar calor, lo correcto es quitarlas.

Usar la manta en un día con temperaturas más altas o con el caballo sudado después del trabajo puede provocar justamente el efecto contrario al deseado

Antes de terminar el post, no podemos acabar sin antes hablar sobre los muchos mitos que existen sobre las mantas para caballos y que son erróneos y que dan a confusión si te estás iniciando en el mundo hípico:

  • Si le pones mantas al caballo, luego se resfrían con facilidad.
  • Si la manta es gorda y pesa, abriga más.
  • No importa que la manta de tu caballo tenga las dimensiones exactas.
  • Si a mi caballo le pongo una manta, provocará hongos.
× Contactar vía Whatssap